Jóvenes australianos están cometiendo menos crímenes; Netflix e Instagram las razones. Criminólogos explican el fenómeno

De: lr21.com.uy (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

La delincuencia juvenl en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, Australia, ha decaído en las últimas dos décadas. Esto ha estado pasando aparentemente de la nada: los jóvenes arrestados por delitos de drogas, delitos violentos, conducir bajo los efectos del alcohol, robos, son mucho menos año con año desde hace casi 20 años.

 

Según un informe del gobierno, esto no se debe solo a las nuevas políticas o tecnología de vigilancia, sino a que los adolescentes están en casa viendo Netflix y navegando a través de Instagram.

 

Una nueva investigación de la Universidad Nacional de Australia (ANU) ha analizado las tasas de delincuencia de personas entre 10 y 21 años que nacieron en 1984 en comparación con las nacidas en 1994. En esta década, descubrieron que los delitos violentos disminuyeron en un 32%, los delitos contra la propiedad disminuyeron en un 56% y los delitos relacionados con las drogas decayeron en un 22%. Además de eso, hubo disminuciones significativas en el robo de vehículos (-59%), rapiñas a propiedades (-59%) y conducir bajo los efectos del alcohol (-49%).

 

Cambio cultural y tecnológico

 

Entonces surge la pregunta, tal como la plantea el informe: “¿A dónde han ido todos los delincuentes jóvenes?”

 

El informe no analizó explícitamente el uso de los medios sociales por parte de los jóvenes, por lo que este sigue siendo en gran parte una especulación de las autoridades policiales, hasta que sea confirmado por investigaciones posteriores. Sin embargo, basándose en estudios previos, los criminólogos que trabajando el el revelamiento argumentan que la tendencia se explica muy probablemente por el gran cambio cultural que traen Internet y plataformas como Instagram, Twitter, Facebook o Snapchat.

 

Los investigadores también sostienen que el aumento de vigilancia por cámaras, mejores esquemas de patrullaje y una mayor conciencia sobre la seguridad también podrían explicar las disminuciones. Sin embargo, dado que las disminuciones en la delincuencia se observaron en todos los ámbitos, abarcando todos los orígenes sociales y géneros, aseguran que el cambio cultural es más aún amplio.

 

“Los jóvenes pasan menos tiempo en entornos no supervisados donde cometer delitos oportunistas puede ser más atractivo”, dijo en un comunicado el doctor Jason Payne de la Escuela de Ciencias Sociales de Investigación de la ANU.

 

“Un mayor uso del entretenimiento en el hogar y las redes sociales también está reduciendo las oportunidades para las formas tradicionales de delincuencia”, agregó.

 

Sin embargo, señaló que podría no ser tan simple como decir que Facebook o Instagram son las causas de que hayan menos crímenes entre los jóvenes. Si bien la cultura digital podría reducir algunos aspectos de la delincuencia tradicional, la rebeldía juvenil podría mostrarse en otras facetas de los muchachos.

 

El efecto de los nuevos medios y el crimen aún no ha sido ampliamente estudiado por los científicos. En las pocas ocasiones en que se investiga, los criminólogos parecen estar divididos sobre el tema. En marzo de este año, otra investigación otra investigación concluyó que el mundo en línea alimenta la violencia y la cultura de pandillas entre los jóvenes. Por otro lado, otra investigación adicional encontró que los niños que juegan videojuegos se mantienen lejos de la delincuencia. De hecho, descubrió que por cada aumento del 10% en la cantidad de juegos de video violentos vendidos, la tasa de criminalidad ha disminuido un 1%.


Escribir comentario

Comentarios: 0