Investigación periodística pone a Facebook en la mira por distribuir pornografía infantil

De: lavoz.com.ar (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

La investigación de un diario británico sobre contenidos que incluyen abuso sexual infantil y propaganda terrorista compartidos en Facebook podría instalar con más fuerza la discusión sobre el funcionamiento de la red social, así como sobre el modo en que maneja las quejas de los usuarios por "contenido ofensivo" o extremista.

 

El periódico británico The Times publica este jueves un artículo en el que acusa a Facebook de publicar pornografía infantil, luego de que uno de sus reporteros creó un perfil falso a partir del cual le fue posible encontrar rápidamente contenido no solamente ofensivo sino que posiblemente ilegal en el sitio.

 

Dibujos animados que sugieren pedofilia (en uno de ellos hay un niño que parece ser violentamente abusado), además de numerosas variantes de propaganda terrorista, como el video de una decapitación hecha por un partidario del Estado Islámico, y comentarios celebrando el reciente ataque a cristianos en Egipto, fueron algunas de las publicaciones que el perfil falso comenzó a ver en su muro de noticias.

 

Esto sucede a partir de funciones de Facebook como "Personas que tal vez conozcas", que automáticamente sugieren páginas o contactos basadas en amigos comunes pero también en intereses, datos de información y educación, redes de las que el usuario es parte y otros factores que la firma de Mark Zuckerberg no revela.

 

La nota no solamente hace foco en la manera en que Facebook, algorítmicamente, maneja el contenido generado por los usuarios y que además tiende a favorecer la distribución de lo que podría considerarse material ilegal en Reino Unido y en buena parte del mundo, sino que también revela dudosos criterios a la hora de dar de baja contenido denunciado por algún perfil de la red social.

 

De hecho, cuando el periodista, a través de su falso perfil, reportó ese material a los moderadores de Facebook, en la mayoría de los casos se le informó que las imágenes y videos no violaban las normas de comunidad del sitio. Luego, cuando ese mismo periodista se contactó con Facebook identíficandose con The Times, diciendo que había contenido pedofílico que había sido mantenido por los moderadores, el contenido fue dado de baja.

 

Cómo lo hizo

 

The Times creó el ferfil falso de un profesional en el campo tecnológico, de 30 años de edad, que "se hizo amigo" de más de 100 partidarios del EI y también se unió a grupos que promovían imágenes "obscenas o pornográficas" de niños. "No pasó mucho tiempo hasta que el muro de noticias comenzó a llenarse de un mix de imágenes posteadas por fans de los terroristas y por quienes tienen intereses pedofílicos", relata Alexi Mostrous, Jefe de Investigación en el medio británico.

 

El diario le enseñó el material encontrado a Julian Knowles, Consejero de la Reina (uno de los puestos de mayor jerarquía a los que puede aspirar un abogado o jurista en el Reino Unido), quien confirmó que en la mayoría de los casos el contenido es ilegal y estaría rompiendo leyes tanto relativas a la "decencia" como el Terrorism Act de 2006, que pena los discuros y publicaciones que directa o indirectamente alientan el terrorismo.

 

"Si alguien reporta esto a Facebook y un moderador senior lo deja publicado, Facebook está en riesgo de cometer un delito penal, porque la firma podría ser acusada de favorecer o ayudar esa publicación y su distribución", explicó al diario Knowles.

 

La respuesta de Facebook

 

El sitio TechCrunch intentó comunicarse con un vocero de Facebook para hacer una entrevista sobre el artículo de The Times, pero no lo consiguió. No obstante, Justin Osofsky, vicepresidente de operaciones globales dio algo parecido a una respuesta por email:

 

"Estamos agradecidos a The Times por llamarnos la atención sobre este contenido. Hemos borrado todas esas imágenes que violaban nuestras políticas y no tienen lugar en Facebook. Nos disculpamos por lo ocurrido. Está claro que podemos mejorar y seguiremos trabajando duro para estar a la altura de los altos estándares que la gente tiene derecho a esperar de Facebook", dijo el ejecutivo.

 

Por lo pronto, está visto que ni la detección de fotos por escaneo, ni la evaluación del personal abocado a tareas de moderación, ni el creciente uso de Inteligencia Artificial es suficiente para detectar imagenes que escondan abuso infantil. Y para el caso del material terrorista, se complica más cuando se trata de chequear semejante cantidad de posteos, provenientes de las diferentes culturas, etnias y religiones que utilizan la plataforma.


Escribir comentario

Comentarios: 0