Esto tendría que pasar para que un policía no se corrompa: investigación en The Huffington Post

De: huffingtonpost.com.mx (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

Los policías ganan poco, no tienen muchas prestaciones laborales ni posibilidades de escalar laboralmente para tener un mejor sueldo.

 

Los vínculos de la Policía en México con organizaciones de narcotraficantes es una realidad innegable. Esta semana, un alto mando de la Policía Federal fue detenido en Chicago por colaborar con el cártel de los Beltrán Leyva; en septiembre, un grupo de municipales de Cocula entregó a los 43 normalistas de Ayotzinapa al narco. Pero lo que incentiva a los policías a trabajar para el crimen organizado tiene una explicación.

 

Para diputados y senadores revertir las infiltraciones del crimen en corporaciones policiacas puede lograrse con mayores salarios a policías municipales y estatales.

 

Para el consultor en seguridad pública Eduardo Guerrero, el salario solamente es un elemento dentro de una serie de acciones necesarias para que el policía tenga más incentivos de conservar su trabajo y hacer una carrera policiaca antes que unirse a las filas del crimen organizado.

 

"El salario solamente es un elemento de una canasta de cosas que se necesitan para que un policía tenga un buen desempeño y no se coluda con los criminales: un buen entrenamiento, adoctrinamiento, prestaciones, capacitación, profesionalización", dijo Guerrero, experto en seguridad de Lantia Consultores.

 

Para el experto, el punto central para que un policía no se coluda es que vea su carrera como una inversión a largo plazo.

 

"Si piensa que puede ir escalando poco a poco en la pirámide organizacional, va a echarle ganas y va a tener un incentivo para un buen desempeño. Si el policía tiene un bajo salario, sabe que no va a hacer carrera y que seguramente lo correrán con un cambio de jefe policial, va a ser un policía desmotivado", dijo.

 

Y es que los policías mexicanos tienen las características opuestas a las de un uniformado motivado: ganan poco, no tienen muchas prestaciones laborales ni muchas posibilidades de escalar en la jerarquía para tener un mejor sueldo.

 

Los policías municipales son los peor pagados y los que tienen la mayor disparidad salarial; además de que son los que menos acceso tienen a prestaciones como seguros de vida, apoyos para gastos funerarios, seguros gastos médicos o préstamos.

 

El sueldo del policía municipal que más gana es el de Nuevo León que, en promedio, es de 12 mil 522 pesos al mes, salario 13% menor al más alto de un policía estatal en México, que es el de Sinaloa por 14 mil 501 pesos mensuales, según datos de 2015 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y del Índice de Paz 2017.

 

Hay además una gran disparidad salarial entre los policías municipales. La mayoría gana menos 9 mil 236 pesos al mes, en promedio. Los uniformados de municipios en estados del Centro, Sureste y Occidente, conformado por 22 de las 32 entidades federativas del país, gana menos del salario promedio.

 

El sueldo más bajo en México es el de los elementos de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco, donde perciben 2 mil 380 pesos brutos mensuales, apenas 160 pesos por arriba del salario mínimo; mientras que el sueldo más bajo de un policía estatal se ubica en Chiapas y es de 5 mil 351 pesos mensuales.

 

Por otro lado, el policía municipal sólo puede aspirar a tener un salario máximo de 16 mil 418 pesos como inspector general, la jerarquía más alta en la escala policial, en municipios que no reciben el fondo federal SUBSEMUN y de 39 mil 633 pesos como comisario en municipios que sí lo recibe.

 

Sin prestaciones

 

Aunque las prestaciones, como los salarios, de los policías estatales son mayores a las de los municipales, muy pocos tienen prestaciones como becas escolares para sus hijos o seguros de gastos médicos.

 

"A un policía generalmente lo que más le preocupa es que realmente no maten a su familia, si logra arrestar a un criminal de alto perfil, y que si él llegara a morir, su familia no la pase mal y sus hijos tengan acceso a educación", explica Guerrero. "Ese mecanismo es el que funciona más para que un policía sea reacio o rechace coludirse con los criminales".

 

El acceso a becas para sus hijos es un importante incentivo para que el policía piense dos veces antes de enlistarse en las filas del crimen.

"Si le das becas a sus hijo, él pensará muy bien si corromperse y colaborar con los criminales, porque sabe que, si lo cachan, ese error puede costarle a sus hijos su educación, las becas. Lo sacarían de la Policía y con eso perderían la beca los niños", dijo Guerrero.

 

Solo el 9% de los policías estatales mexicanos tiene acceso a becas escolares y el 8.8% a un seguro de gastos médicos.

 

De los policías locales, el 0.19% tiene becas escolares y 6.2% seguros de gastos médicos en municipios con SUBSEMUN; mientras que en alcaldías con el fondo federal el porcentaje sube en 16% y 21% respectivamente.


Escribir comentario

Comentarios: 0