La Criminología se abre a la ciudadanía con estudio piloto

De: gasteiz.com (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

El primer proyecto de Euskrim es un estudio piloto basado en una encuesta para conocer la sensación de seguridad y miedo al delito entre los vitorianos.

 

La criminología no tiene por qué tratarse de una ciencia hermética y poco accesible para la mayoría de la población. Por eso, un equipo vitoriano compuesto por dos criminólogas, Irune González e Ixone Ondarre, y un psicólogo, Borja Lobaco, crearon Euskrim a finales de febrero.

 

Se trata de la única asociación multidisciplinar del País Vasco que aborda el análisis, la prevención y la intervención del fenómeno criminal. Además, lo hace enfocada al ciudadano de a pie y con una vocación clara de “beneficiar a la sociedad con nuestro trabajo”, explica Irune.

 

Precisamente, el primer proyecto de la asociación se basa en una encuesta dirigida a los vitorianos con el objetivo de averiguar su sensación de seguridad y miedo al delito.

 

Los datos recabados se emplearán para elaborar un estudio piloto que “pueda dar respuesta a las preocupaciones de la población y mejorar su calidad de vida”.

 

En Euskrim tienden la mano a la colaboración con las instituciones para llevar a cabo sus proyectos

 

Por eso, “tendemos la mano a la colaboración con las instituciones” para que tengan en cuenta los resultados de la encuesta. Y “nos encantaría que nos dieran la oportunidad de desarrollar esta iniciativa con medios mejores”. Al tratarse de un estudio piloto, “también buscamos conocer en qué deberíamos mejorar y el grado de aceptación de este tipo de proyectos”.

 

De momento, la encuesta se encuentra disponible en castellano, pero “planeamos sacarla también en euskera para que todo el mundo pueda participar. Necesitamos que conteste el mayor número de personas para que sea un estudio significativo”. En este sentido, “nos gustaría llegar al 60 o 70% de la población”. Y cuando la asociación esté  más consolidada, “llevaremos a cabo otros proyectos donde también será imprescindible la colaboración ciudadana”.

 

Asimismo, tienen un taller en marcha para explicar qué es la criminología. Las personas interesadas pueden apuntarse aquí y proponer la fecha y el lugar que les venga bien. “Podríamos desplazarnos a pueblos y concretar un día con los participantes en función del número de inscritos”. Y, en un futuro, “queremos celebrar también otros talleres más específicos”.

 

Además, pueden ofrecer asesoramiento a organismos públicos, colegios o empresas sobre delincuencia juvenil, análisis de diversas tipologías delictivas, etc. En los centros educativos, están preparados para abordar casos de bullyng. “Al contar con un equipo multidisciplinar, podríamos intervenir de una manera mucho más amplia”.

 

Además, esta propuesta informativa pretende eliminar los estereotipos que fomenta la televisión sobre esta disciplina. “Mientras estudiaba la carrera, mucha gente me preguntaba si eso de la criminología es lo que hacen en CSI y Mentes Criminales. Y yo les contestaba que no”.La criminología se trata de “una ciencia empírica, pero también muy humana, al individualizar los casos para dar la respuesta más adecuada a cada persona”, subraya Irune. En este sentido, “aborda muchas disciplinas, como psicología, sociología, antropología, medicina o derecho” para estudiar el fenómeno criminal. Por ejemplo, “hay un apartado que se denomina criminología ambiental y analiza por qué en determinados lugares se cometen ciertos delitos”.

 

“Fue entonces cuando vi la necesidad de explicar en qué consiste la criminología”. Por eso, Irune decidió presentarse al Concurso Haziak de ideas jóvenes 2014 convocado por el Ayuntamiento de Vitoria, que seleccionó su propuesta de celebrar un taller para dar a conocer realmente esta ciencia y desmitificarla. Este reconocimiento dio impulso al proyecto Euskrim, que ha tardado varios años en materializarse.

 

Aún así, “no hay una sola plaza de criminólogo en las administraciones públicas del País Vasco. Y ni siquiera nos permiten participar en los proyectos que elaboran las instituciones”, critica Irune. Por ejemplo, “en el plan de empleo comarcal de 2016, podrían habernos incluido en un estudio de siniestrabilidad ciclista o un proyecto sobre el bullying. Y también en la evaluación del impacto sociocultural, porque estamos preparados para elaborar material preventivo relacionado con el consumo de alcohol y drogas”.Irune hizo las prácticas del máster a través de la Policía Local y, así, pudo realizar un estudio sobre los entornos urbanos de Vitoria donde se han cometido agresiones sexuales. “Cree un mapa con este tipo de delitos y tembién recogí en una serie de propuestas urbanas cómo mejorar los entornos desde una perspectiva arquitectónica para aumentar la sensación de seguridad”.

 

Sin embargo, “estos estudios requerían sociólogos, psicólogos y graduados en derecho. En Lanbide, tampoco existen ofertas de trabajo para criminólogos. Nuestra profesión no se demanda, quizá porque se desconoce su utilidad”. Por eso, “hemos creado Euskrim para poder poner nuestros conocimientos al servicio de la ciudadanía”, señala Irune.


Escribir comentario

Comentarios: 0