Inocencia perdida: Casos de niños asesinos que impactaron al mundo

De: noticiaaldia.com (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

El asesinato es un hecho deplorable desde cualquier punto de vista pero se agrava aún más cuando es perpetrado por niños o menores de edad, quienes a la vista del mundo podrían parecer chicos normales esconden dentro de sí un mar de emociones que desencadenan las más trágicas situaciones. Bajo modus operandis improvisados y a veces fríamente calculados, se han cometido estos crímenes que presentamos a continuación.

 

El primer niño ejecutado en la silla eléctrica

 

George Stinney, de 14 años, se convirtió en junio de 1944 en la persona más joven en ser ejecutada legalmente en los Estados Unidos en el siglo XX. El joven fue condenado por el asesinato de dos niñas: Betty Jane Binnicker (11años) y Mary Emma Thames (8a). Ambas fueron encontradas en un agujero, con fracturas de cráneo.

 

Stinney confesó los crímenes, y explicó que había intentado tener relaciones sexuales con una de las niñas, pero como se negó la mató a ella y a su amiga. Fue juzgado como adulto y condenado a morir en la silla eléctrica.

 

Los niños asesinos de Liverpool

 

James Patrick Bulger de dos años paseaba con su madre por un centro comercial de Liverpool (Inglaterra) cuando fue secuestrado por Robert Thompson y Jon Venables ambos de diez años y sometido a tortura durante horas antes de ser atado a las vías de un tren. Su cuerpo fue encontrado en condiciones deplorables y los dos niños responsables del asesinato fueron condenados por secuestro y asesinato el 20 de febrero de 1993.

 

De los informes forenses se pudo constatar que el pequeño fue pateado brutalmente, se le arrojó pintura en los ojos y finalmente lo golpearon con una barra de 10 kilos en la cabeza que le causó la muerte. Luego, fue puesto sobre las vías del tren que dividió su cuerpo en dos. En las pericias no se puedo comprobar que existiera abuso sexual, aunque se recabaron varios indicios al respecto.

 

Los investigadores dieron con los responsables luego de que las imágenes de la cámara de seguridad del shopping fueran difundidas por la prensa. Los homicidas permanecieron encarcelados hasta los 18 años, siendo liberados en junio de 2001. Uno de ellos fue acusado de posesión y distribución de pornografía infantil el 21 de junio 2010 y condenado a dos años de prisión.

 

El niño acosado

 

Eric Smith, de 13 años, sufría acoso escolar desde hacía varios años debido a sus grandes lentes y sus pecas. El tímido niño nacido en Nueva York fue culpado del asesinato de Derrick Robie, un pequeño de cuatro años a quien golpeó con piedras y luego estranguló.

 

Si bien Smith nunca declaró el motivo que lo llevó a cometer el crimen, un psiquiatra diagnosticó que tenía trastorno explosivo intermitente, una condición en la que la persona no puede controlar la rabia interior. Smith fue juzgado como adulto y fue a prisión.

 

Actualmente continúa en prisión y se le denegó la libertad condicional cinco veces.

 

Asesinó a su vecina

 

Joshua Phillips de 14 años es otro niño que integra la macabra lista de jóvenes asesinos. El niño golpeó a su vecina de ocho años hasta matarla y luego escondió su cuerpo bajo su cama durante una semana. La madre de Joshua fue quien encontró el cuerpo sin vida de la pequeña a causa del olor fétido que había en la habitación.

 

Phillips confesó haber matado a su vecina mientras jugaba con ella. La madre salió corriendo de la casa y Joshua aprovechó para apuñalar el cuerpo 11 veces.Fue condenado a cadena perpetua en 1999.

 

La niña asesina en serie

 

En 1968, Mary Flora Bell, de 11 años, se convirtió en la primera niña asesina en serie. Una de sus víctimas fue Martin Brown de 4 años a quien estranguló hasta matarlo. Seis díasdespués le mutiló los genitales y le cortó parte del cabello Brian Howe de 3 años.La niña fue condenada a prisión de forma indefinida pero en 1980 salió libre.

Tomó la justicia en sus manos

 

Natsumi Tsuji. La niña japonesa de 11 años fue sentenciada en 2004 a pasar nueve años en prisión por degollar a una compañera con un cutter en un salón de clases, después de que esta la llamó “gorda”. La niña cometió el crimen debido a los constantes insultos que sufría por internet.

 

Por celos

 

Jordan Brown. A pesar de que el motivo detrás de su asesinato no se conoce todavía, los celos parecen haber sido la causa del crimen que cometió Jordan Brown, que mató a la pareja de su padre en 2009, cuando esta se encontraba embarazada.

 

La víctima fue disparada en la espalda mientras estaba tirada en la cama, cometido el crimen Jordan tomó el autobús al colegio como todos los días. Cuando la hija de cuatro años de la víctima vio el cadáver, Jordan estaba en la escuela actuando como si nada hubiera ocurrido. Kenzie Houk, la víctima, no se llevaba bien con Jordan, quien le avisó de que la mataría antes de que el suceso ocurriera.


Escribir comentario

Comentarios: 0