La mayoría de los homicidios en la CDMX son repentinos: Consejo Ciudadano de Seguridad

De: elnorte.com (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

En la Ciudad de México, el 80 por ciento de los homicidios dolosos son producto de circunstancias repentinas en las que no había el propósito de realizar el crimen, señala Luis Wertman, presidente de Consejo Ciudadano de Seguridad.

 

"Un homicidio es cuando una persona mata a otra, pero eso no quiere decir que la intención de la persona era matar, sino que fue la consecuencia", dijo el experto.

A nivel interno, entre los factores que afectan la conducta y que pueden provocar un arrebato criminal están los trastornos antisociales, un bajo control de impulsos, las experiencias personales y los daños biológicos.

 

A nivel externo, enlistó Wertman, entre los desencadenantes más comunes figuran las peleas o discusiones con familiares y amigos, las expresiones de celos o de sorpresa y la intoxicación por alcohol o drogas.

Otra de las cosas que arrojan las estadísticas es que el 80 por ciento de los delitos se cometieron en fines de semana y tras consumir alcohol.

 

El caso de un menor de edad huérfano que asesinó a tres amigos en Milpa Alta el 27 de julio es una mezcla de detonantes internos y externos.

 

Nacido en Chiapas, el menor había inhalado solventes y se molestó porque sus amigos miraron con morbo a su novia.

 

A mansalva, los asesinó con un machete y les cortó las manos y las orejas.

 

Claudia Viazcan, psicóloga forense y criminóloga, agregó que el tráfico, las manifestaciones o grandes conglomeraciones también pueden ser factores que desatan violencia homicida.

 

"Cualquier situación que desencadene sentimientos de frustración, euforia o emociones intensas pueden desbordar la percepción normal de un sujeto y provocar que cometa un homicidio", dijo la doctora.

 

Incluso, existen teorías criminalísticas que dicen que estar expuesto a temperaturas ambientales altas o a mucha contaminación puede aumentar la irritabilidad y disminuir el sentido de control.

 

"Más que una cuestión de la mente, tiene que ver con el espacio", comentó María del Carmen Montenegro, doctora en criminalística.

 

"Una persona no mata sólo porque tenga un trastorno disocial. Sí es el trastorno, pero todos son provocado por las circunstancias".

 

Debido a esto, el Consejo ha insistido en que parte de la solución para disminuir la comisión de delitos es la educación, la difusión de la cultura de la paz y la recuperación de espacios.


Escribir comentario

Comentarios: 0