Ceuta, centro de un estudio globalizado de Criminología y seguridad por parte de la UCA

De: elpueblodeceuta.es (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

La investigación se viene realizando por un grupo de expertos desde hace más de año y medio y en el mismo también se tratan cuestiones sociales y urbanísticas.

 

Un grupo de expertos están realizando desde hace más de un año una investigación y análisis criminológico y de seguridad de la ciudad autónoma de Ceuta, el cual, según José Antonio García, criminólogo y colaborador de la Universidad de Cádiz, se está llevando a cabo en zonas y barriadas de la ciduad que “se suponen que son un poco más conflictivas”, con el único propósito de “determinar cuál es el índice de criminalidad de la ciudad y si se está acorde o no con la media nacional, además de conocer un poco la realidad criminológica de la ciudad de una manera más global, ya que no sólo nos centramos en el ámbito de la seguridad, sino que también estamos realizando estudios de análisis estructurados en otros parámetros como sociales, urbanísticos, económicos, etc.

 

Es decir, una serie de competencias que nos lleva a asegurar que se trata de un análisis y un trabajo de investigación muy completo”, destacaba a este diario García.

 

Hasta la fecha, los datos que se han ido recabando han salido en su gran mayoría de organismos públicos, así como también a través de datos cuantitativos y cualitativos, entrevistas con la gente, entrevistas con personal dedicado al tema de la seguridad de la ciudad, personal de judicatura, personal de asuntos sociales, “es decir de un amplio espectro de personas con el fin de poder tener una visión global de la ciudad”.

 

Después de este año y medio que se lleva recabando toda esta información, además de seguir con el estudio, se está comenzando a hacer un análisis estructurado de toda la información recabada, a través de la utilización de una metodología científica del tema a tratar. En este sentido, el criminólogo y colaborador de la UCA reconocía que “las opiniones no dejan de ser opiniones y todas ellas hay que analizarlas, ponderarlas, darles valor y finalmente hacer una estimación de si lo que se está diciendo es real o no es real, ya que todo análisis o estudio tiene que ir con una alta carga de rigurosidad”.

 

Este estudio, o al menos un primer avance del mismo con cierta solidez, podría ver la luz a final del presente año o incluso antes. No en vano, hay que resaltar que este trabajo debe ser revisado por un grupo de expertos, con el propósito que pueda ser debatido, sacar una ciertas conclusiones, y llevar a cabo un análisis de escenarios y de posibles mejoras que podrían producirse.

 

“Nosotros lo que estamos haciendo basicamente es: una primera fase de análisis de la información, para postemétodo científico, profundizar en el análisis de toda esa información para plantear una serie de hipótesis en función de lo que nosotros pensamos que puede o no puede ser en el ámbito de la seguridad y hacia donde puede decantarse o dirigirse la seguridad, a través de las técnicas empleadas sacamos una serie de indicadores que posteriormente son comparados con indicadores de otras ciudades y de la propia ciudad, para finalmente sacar una estimación de un escenario de hacia donde podría dirigirse la seguridad de la ciudad. Finalmente y para concluir, también se sacarán una serie de conclusiones que a nivel probabilísticos pueden ser muy válidos”, pone de manifiesto el criminólogo.

 

Inicialmente, y a expensas de analizar toda la información recabada, el criminólogo asegura que desde el año 2014 hasta la fecha, percibe que la ciudad ha dado un cambio positivo, poniendo de relieve que se ha podido observar una “reversión” en la tendencia de ciertos delitos, refiriéndose como ejemplo a los de tipología de homicidios y asesinatos, en los que la ciudad “llegó a contar hasta seis casos en 2014 y en la actualidad sólo uno, por lo que se puede decir en este sentido que existe una tendencia totalmente a la baja”.

 

Del mismo modo, también apunta que hoy por hoy parece que existe un repunte, aunque considera que puede tratarse de algo puntual, de delitos de tipología de robo con violencia e intimidación, aunque insistió en que “consideramos que se trata de algo puntual ya que el resto de tasas de criminalidad son normales, incluso por debajo de lo que se puede producir en otros lugares de España”.

 

Tras realizar dichas puntualizaciones, García también pone de relieve que durante todo este estudio que se está realizando, lo que si ha quedado patente es que en Ceuta, “la ciudadanía tiene una percepción subjetiva de la inseguridad, la gente piensa que hay más inseguridad de la que realmente existe, y pienso que hay ciertos medios y ciertas series (en clara referencia a El Príncipe) que han potenciado de alguma manera esa sensación de inseguridad. Una inseguridad que no existe, porque evidentemente el delito está ahí y siempre va haber delito, además Ceuta es un sitio singular para ciertos tipos delictivos, pero tampoco es una cosa que se diferencie de otros lugares”, aclara el criminólogo.


Escribir comentario

Comentarios: 0