Niños sicarios seducidos por la "narcocultura"

De: elmanana.com (click en la imagen para redireccionar la nota).

 

Hace unos días en Tijuana, Baja California detuvieron a un niño de 14 años por matar a un hombre. Le pagaron poco más de 30 mil pesos. Disparó cinco veces contra su víctima con una pistola calibre 40.


Ulises “N” fue contratado por un hombre vía Facebook. Su orden era matar a Guillermo Gastelum. Lo hizo sin remordimiento.


De acuerdo con cifras oficiales al menos mil “niños sicarios” están en prisión. Sin embargo, se estima que 40 mil niños en la misma condición trabajan con grupos delincuenciales.


Al menos 50 por ciento de ellos abandonaron sus hogares muy chicos y buscaron modelos de educación en grupos delictivos.


-¿Por qué mata un niño?-


De acuerdo con la Dra. Anabel Pagaza, especialista en el tema, hay distintos factores que pueden llevar a un niño a matar, es un problema multicausal. La suma de varios factores potencializa la conducta criminal.

 Algunos de los factores son:


*Neurológicos. En México están poco detectados y atendidos, son alteraciones cerebrales que afectan los mecanismos de la conducta. No controlan los impulsos.


*Violencia familiar extrema. El impacto emocional es totalmente brutal. El hecho de que los niños sean maltratados tiene muchas alteraciones, incluso se ha demostrado que se pueden presentar cambios a nivel estructural del cerebro.


*Humillación. Cuando los niños son humillados, después consideran a todos como sus enemigos. Se conjunta el deseo de venganza y de hacer daño para atacar a la fuente de su sufrimiento. Dejan de ser víctimas para convertirse en victimarios.


*Falta de oportunidades. La deserción escolar y la falta de espacios públicos también es factor fundamental.


*Temperamento. Son niños con dureza emocional, bajo la lógica de que si no sienten no sufren. No se permiten sentir porque eso los remonta a su sufrimiento. Tienen una incapacidad para tener una imagen mental y emocional de otras personas.


-Alertas para ubicar un niño sicario-


Hay muchos signos de advertencia que hay que tomar en cuenta:


Son niños a los que no les importa si los castigan.Hay falta de arrepentimiento.Hay manifestaciones verbales de violencia con un plan de ejecución.Conductas crueles, agresivas y pensamientos obsesivos.No hay aceptación de la responsabilidad de sus acciones.Mentiras persistentesSexualidad precoz. Son niños que están expuestos desde temprana edad a conductas sexuales.Si tiene familiares con tendencias psicópatas es más probable que lo padezca.


A pesar de que muchos especialistas están en contra de etiquetar a los niños, es importante llamar a las cosas por su nombre: Sí hay casos de niños psicópatas.


La Dra. Pagaza comenta que en un encuentro con un “niño sicario” esta era la justificación para cometer crímenes: “¿qué tiene de malo matar si todos vamos a morir?”


-Seducidos por la narcocultura- 


“Los niños están en una búsqueda desesperada de identidad, quieren ser algo y alguien en la vida” asegura la especialista.


Lo niños tienen la necesidad de ser alguien; entre ser nadie y ser narco, deciden ser lo segundo.

A pesar de que el tiempo de vida de un niño con las bandas delictivas es de tres a cuatro años, deciden intentarlo. Sienten que pertenecen a ese lugar, sienten que alguien les enseña aunque sean cosas malas. La mayoría no recibió atención en casa. No distinguen entre el bien y el mal. Tienen una naturalización de lo malo, para ellos es lo normal.


De acuerdo con la especialista no existe una cultura de reparación, aceptación y tolerancia.

Mientras este problema no se arregle, seguiremos viendo casos de “niños sicarios”. Lo peor de todo es que no es el problema de fondo, en realidad, es una consecuencia de varios factores.


Escribir comentario

Comentarios: 0