Los hombres que matan a sus parejas y familiares tienen un perfil psicológico común.

De: abc.es (click en la imagen para redireccionar la nota).


Un nuevo estudio de la Universidad de Northwestern podría prevenir los «homicios domésticos» al identificar a las personas con riesgo de cometer este tipo de asesinatos.


Los asesinos que matan a sus parejas y otros familiares tienen un perfil psicológico y forense significativamente diferente de quienes matan a personas que no conocen. Así se especifica en un nuevo estudio de la Northwestern Medicine que examinó los datos demográficos,antecedentes psiquiátricos y la neuropsicología de estos individuos.


Conocer mejor a los asesinos que cometen lo que se llama homicidio doméstico espontáneo –crímenes impulsados emocionalmente que no son premeditados– podría permitir, según los autores de este estudio, la intervención temprana para evitar el homicidio. Y es que los homicidios domésticos son la forma más común y frecuente de asesinato en EE.UU.


Un tercio de todas las mujeres asesinadas en los EE.UU. mueren a manos de sus parejas masculinas, ya sean maridos, ex maridos, novios y ex novios. De hecho, se estima que el 25% de las mujeres serán víctimas de violencia doméstica severa por parte de su pareja a lo largo de su vida.


«Los resultados proporcionan información importante que puede ayudar a prevenir futuros homicidios domésticos al identificar a las personas con riesgo de cometer este tipo de asesinatos», apunta el autor principal, Robert Hanlon, director del laboratorio de investigación de Psicología Forense de la Escuela Feinberg de Medicina de laUniversidad de Northwestern. «Los asesinos de este grupo son muy similares entre sí y se diferencian de quienes cometen asesinatos no domésticos, que a menudo son premeditados».


Hanlon también es profesor asociado de psiquiatría y ciencias conductuales de la Feinberg y un neuropsicólogo en Hospital Memorial del Noroeste.


Trastornos psicóticos


El estudio sobre homicidios domésticos espontáneos apunta que estos asesinos tienen enfermedades mentales más graves (particularmentetrastornos psicóticos), pocas condenas por delitos graves previas, son menos inteligentes y tienen más deterioro cognitivo. El artículo fue publicado el pasado 21 de agosto en la primera edición online de laRevista de Ciencias Forenses.


«Estos crímenes a menudo se pueden prevenir si los familiares están más informados sobre el potencial peligro de tener a alguien que se encuentra mentalmente enfermo en el hogar y que puede haber mostrado tendencias violentas en el pasado», constató Hanlon. «Losfamiliares pueden convencerse a sí mismos pensando 'mi hijo nunca me haría daño' o 'mi marido puede tener un fusible corto pero él nunca me haría daño serio'». «Lo cierto es que el marido o el hijo puede hacer daño fácilmente a su esposa o madre», añadió.


Estos asesinatos no responden a un tipo de matanza «premeditada», relató Hanlon, quien testificó el pasado mes de julio en un juicio por el asesinato en masa del teatro James Holmes de Colorado en Denver.


«Generalmente estos actos involucran drogas o alcohol y son impulsados por celos o venganza tras una separación o una ruptura», dijo Hanlon. «En esas condiciones, el hombre puede agarrar el cuchillo de cocina del cajón en un ataque de ira y apuñalarla 42 veces».


Otro escenario de asesinato es el cometido por un hijo enfermo mental u otro miembro de la familia que es psicótico y piensa que la víctima está conspirando contra él.


Tal y como recomienda Hanlon, la pareja y los familiares tienen quenotificar a las autoridades que están preocupados por posibles daños y alejarse de la situación. «Puedes quedarte con familiares, llamar a las líneas directas de violencia doméstica y decir: 'Tengo miedo de que me pase algo'», dijo Hanlon. «Es la vía para comenzar a recibir ayuda».


Para el estudio, Hanlon entrevistó y evaluó personalmente 153 asesinos durante más de 1500 horas. Los participantes fueron hombres y mujeres acusados de y/o condenados por asesinato en primer grado en Illinois, Missouri, Indiana, Colorado y Arizona.


«Se aprende mucho sobre ellos en tanto tiempo», dijo Hanlon. «Pude reconocer los mismos patrones y tendencias una y otra vez».


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    claricarmen Montaño (miércoles, 14 octubre 2015 05:01)

    Me gustan estos temas sobre la violencia que es victima la mujer. Gracias por este artículo.
    Mi correo es: clarimontano@yahoo.com.mx